FUNZEL ejecuta desde el año 2011 el Programa de Conservación de Tortuga Marina y Mejoramiento de la Calidad de Vida de las Comunidades Costeras, tiene como objetivo el fortalecimiento comunitario a través de la conservación de las cuatro especies de tortuga marina que anidan en la costa salvadoreña.

Se divide en cinco componentes:

  • Manejo de playas y corrales de incubación de huevos de tortuga marina
  • Mecanismos de financiamiento y sustentabilidad
  • Desarrollo comunitario
  • Concientización pública
  • Investigación
Los esfuerzos para la conservación de las cuatro especies de tortuga marina, durante la temporada 2011-12, permitieron la incubación de 778,564 en 13 corrales a lo largo de la costa salvadoreña, logrando la liberación 708,534 tortuguitas, se logro un éxito de eclosión del 91%
tortu

En la temporada 2012-13, la cobertura aumento a 19 corrales con la incubación de 969,372 huevos de las cuatro especies de tortuga marina y liberando 871,698 crías, lo que significo el 90% de éxito de eclosión. Para fortalecer y empoderar a los miembros de las comunidades para que manejen con sostenibilidad proyectos de conservación de tortugas marinas mediante: asambleas generales y talleres comunitarios, festivales ambientales, formación y capacitaciones de las asociaciones comunitarias para la conservación de tortugas marinas (ACOTOM) de: Barra de Santiago, San Blas, San Diego, Tasajera, Corral de Mulas, El Icaco e Isla de Méndez.
Las tortugas marinas son reptiles que realizan la mayor parte de su ciclo de vida en mar abierto, sin embargo cada año las hembras regresan a la playa a depositar los huevos que permitirán la continuidad de la especie. En El Salvador anidan cuatro de las siete especies, estas son: Chelonia mydas agassizzi “prieta, negra, verde”, Dermochelys coriacea “baule o laúd”, Eretmochelys imbricata “carey”, Lepidochelys olivacea “golfina o blanca”, siendo esta última la más abundante. Cumplen papeles ecológicos importantes en los hábitats donde viven, por ejemplo la tortuga “carey” es un controlador biológico manteniendo sano los arrecifes de coral, ya que come esponjas que pueden cubrir y asfixiar el arrecife, cuando las tortugas “prietas” se alimentan en los pastos marinos incrementan la productividad liberando nutrientes al sistema acuático. Todas las especies se encuentran en peligro crítico o amenaza de extinción, y cerca del 90% de las anidaciones eran utilizadas con fines comerciales, por ello en el año 2009, mediante acuerdo ejecutivo N° 343 en el ramo del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y acuerdo ejecutivo N° 74 en el ramo del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), decreto una veda nacional total, donde no se permite la tenencia, consumo, comercialización y extracción de huevos de cualquier especie que no sea para fines de reproducción aprobados por el MARN, como la conservación a través de corrales de incubación e investigación científica.


FUENTE:

  • “Guía FAO para la identificación de especies para los fines de pesca. Pacifico centro-oriental. Volumen III. Vertebrados – Parte 2”